Blogia
el vuelo de la mariposa

Un país de súbditos o un país de ciudadanos.

Leo en El Periódico de Aragón en su edición digital un texto inquietante -supongo que es el resumen de un reportaje más amplio- titulado "El armario de Letizia Ortiz, para todas". Me ha resultado hiriente. Este tipo de comentarios en la prensa contribuye a infantilizar a una nación, a mantener en perpetua minoría de edad a un pueblo que aspira a ser libre. Creo que esta visión de la historia y de la realidad atenta contra la dignidad y la inteligencia de los hombres. También contra la dignidad y la inteligencia de las mujeres

La otra noche Cuchi nos contaba que el Guerra, el legendario torero, le dijo a Romanones, el legendario político, cuando éste le comunicó que Alfonso XIII quería que fuera a Madrid y que torease para él: "Yo no tengo señorito. Dile al rey que no torearé para él porque estoy retirado. Que hubiera nacido antes".

El armario de Letizia Ortíz para todas. Necesitamos unos medios de comunicación que construyan otro tipo de realidad. Necesitamos otros titulares para entender nuestras vidas: "La biblioteca de Pepe Melero, para todas", "El compromiso ético del profesor Emilio Lledó, para todas", "La inteligencia de Yolanda Polo, para todos", "La solidaridad de Carmen Magallón, para todas", "El rigor de María Moliner, para todas", "Aristóteles, para todos"... Qué sé yo...

Hace unos años, cuando Rosa de España iba a representarnos en el festival de Eurovisión y los cantantes de Operación Triunfo visitaron Zaragoza y se asomaron a la ciudad desde el balcón consistorial en compañía del alcalde Atarés(cachirullos & viva la virgen del pilar, etc.), un periódico tituló "La generación de Chenoa y Bisbal se enfrenta hoy a la selectividad". Qué estupidez. ¿Chenoa y Bisbal? ¿Cómo van a dar estos dos personajes inventados por el marketing el nombre a nada?

Quieren hacer de Letizia Ortiz un modelo de elegancia, de inteligencia y de modernidad. Ya es una mujer deportista, lectora, políglota... En realidad es un personaje de ficción, inventado y sin existencia real. Como su propio marido. Como Bisbal, aunque se enfanden los amantes de Bulería, bulería...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

madre de una alumna -

Muchas felicidades por tu magnífica página. Hace muchos años que deje el mundo de los estudiantes y ahora que el nido se queda vacío y he descubierto las bondades de las nuevas comunicaciones me encanta poder disfrutar de algo diferente a "salsa rosa" y similares, sobre todo al poder leer cosas tan sustanciosas como las que tu expresas. Tenía razón mi hija al hablar tan bien de tí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

yo -

bravo por el post, enhorabuena

Javier -

La gente en general busca el entretenimiento en sus ratos libres por encima de valores como el saber, el compromiso ético, la inteligencia o la solidaridad. Cuando en la televisión ofreces la disyuntiva entre elegir un programa de humor y otro científico interesante, normalmente el segundo tiene todas las de perder. La gente quiere reirse, y de vez en cuando aumentar su autoestima escarbando en las miserias de los demás, ya sea en programas 'del corazón' que captan las torpezas de los famosos o en programas de tipo 'batidora' que hacen moviola de las meteduras de pata de la gente. El problema viene para las personas que sólo tienen como criterio de referencia a la televisión y a la publicidad. Cuando tomas como verdadero lo que sale de ahí, entonces viene el problema. Lo que les interesa a los poderes fácticos que realmente están detrás de los medios de comunicación es que produzcas barato sin dar problemas, que consumas lo máximo posible y que el motivo de tus pensamientos sea la felicidad a través de lo que ellos te proponen. Con el vestido de Letizia o con el disco de Bisbal...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres