Blogia
el vuelo de la mariposa

Un buen día

Un buen día Aquella mañana me desperté como si tuviera algo que hacer. Pero hace muchos días que no tengo ninguna obligación que atender. La verdad es que no sé si volveré a hacer alguna vez algo. Salí a la terraza y todo estaba allí. Como un regalo inmeso para quien quisiera mirar. Y todos dormían. Todos menos yo. Me gusta estar despierto mientras todos duermen. Yo estuve allí cuando el sol quería asomarse al día y la luna aún se entretuvo en el cielo. Entonces supe que aquel sería un buen día. Y así fue. Por la noche asamos sardinas y, a última hora, vinieron Carmen y Antón, y nos contamos historias. Luis preparó una queimada, y cada uno de nosotros formuló en secreto un deseo. Nos acordamos de los que no estaban con nosotros. Y todo estuvo bien.

Yo estuve allí... el resto no importa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

víctor -

gracias por compartir palabras y pensamientos. Que todos los días sean buenos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ERIKA...AKIRE -

UN BUÉN DÍA ES SINONIMO DE SENTIRSE AGUSTO, BIÉN, CON LA TRANQUILIDAD QUE DAN LAS COSAS HECHAS, Y LA EXPECTACIÓN DE Lo QUE AÚN QUEDA POR HACER Y NO SABER SI SE PODRÁ LLEVAR A CABO.
UN BUEN DÍA RECUERDA A OTROS BUENOS DÍAS, Y HACE QUE LE DES LA ESPALADA A LOS MALOS.
UN BUEN DÍA NOS DA ALAS, NOS PERMITE SOÑAR NOS HACE MEJORES.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres