Blogia
el vuelo de la mariposa

Ridículus

Alguna vez ya he escrito que el mundo de Harry Potter me parece delirante, un mundo poblado por seres inquietantes, como los dementores que te roban los pensamientos alegres, la ilusión y el recuerdo de las cosas amables, se apoderan de tu alegría y te dejan inerte, con al mirada vacía y el corazón sin recuerdos. Y sí: hay dementores cerca de nosotros.

El domingo pasado estuve en el cine viendo con mis hijos "El prisionero de Azcabán". En esta película Harry se enfrentaba en varias ocasiones a un boggart, un extraño ser que toma la forma de nuestros terrores más íntimos. Es nuestro propio miedo lo que le da vida y por eso es diferente según quien mira esta criatura. Pues bien: sólo se puede dominar a un boggart con el hechizo "ridículus", que consiste, esencialmente, en reirnos de nosotros mismos, en llevar el miedo al absurdo. Ridículos es una fórmula contra las cosas que nos autoagobian. Deberíamos ser capaces de gritarnos "ridículus" con más frecuencia. De esta forma pondríamos las cosas en el lugar que realmente deben ocupar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

mg ; ) -

he linkado esa mesa d epinpon tan genial en algún día del calendario, lo hice ayer, así cuando lo vea me deshuevaré oytra vez ¿hoy no pones nada?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Alberto -

El problema no es que no nos sepamos reir de nosotros mismos. El problema son los seres grises para los que la risa es sinónimo de debilidad. Odio a los seres grises.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres