Blogia
el vuelo de la mariposa

Programa doble

El jueves pasado les robé unas horas a las mil rutinas que me atrapan, y acudí a dos celebraciones. Javier Torres no estaba seguro de poder estar, pero la tarde le fue favorable y coincidimos en las puertas del centro Arsenio Jimeno. Javier parece un corredor de fondo, o un fino escalador -posiblemente sea las dos cosas-, pero al verlo por primera vez, antes que cualquier otra cosa usted pensará, como pensó José Antonio Labordeta, "este tío tiene que ser de Zaragoza". Estuvimos un rato en la presentación de Momentos de una vida, las memorias de la maestra turolense Palmira Pla. Fue un momento muy emocionante que quise compartir con Herminio Lafoz, con Enrique Satué, con Rafael Jiménez, con David Corellano, con Gabriel Fustero, con Tomás Funes o con Teresa Anadón. Agradezco mucho el trabajo de las personas que han hecho posible la edición de las memorias de Palmira Pla porque hemos recuperado un patrimonio esencial. Pero lo más importante es que ahora somos un poco más dignos.

Antes de lo que hubiéramos querido, nos fuimos corriendo a la presentación de Qriterio aragonés, el penúltimo sueño de soñadores como Eloy Fernández Clemente, Gonzalo Borrás o Lorenzo Lascorz, que están empeñados en mirar Aragón con otros ojos. Nos reunimos en los restos del teatro que los romanos hicieron en Zaragoza para divertirse, para olvidar sus preocupaciones y para vivir otras vidas. Estuve en un lateral de la sala con José Miguel Martínez Urtasun y José Luis Cano, que nos contó miles de genialidades que le han ocurrido -o se le ocurren- en los últimos años. Siempre me parece imposible que a alguien le pasen tantas cosas, y además, como dice Paco Boisset, que le pasen todo el rato. Había en el teatro romano gente imprescindible como Marisa Santiago, Pepe Melero, Vicente Martínez Tejero, Azucena Lozano, María José Menal y Ángel Vergara, Alberto Cirac, Tinaja, el joven dibujante de Caspe, Rodolfo Notivol, Emilio Gastón. .

Qriterio, aparecerá cada viernes. Quiero pedirles que le den una oportunidad a este semanario, que lo lean, que lo cuenten a sus amigos y a sus compañeros, que lo lleven bajo el brazo cuando paseen por el parque, que lo lean en el autobús (y en el metro, cuando tengamos metro en Zaragoza), que lo lleven a clase para que lo conozcan los alumnos, que se lo presten a sus vecinas... Por muchas razones, pero, sobre todo porque Qriterio es un hermoso empeño colectivo que pretende prestar atención a las cosas de esta tierra tan necesitada de miradas amables. Y ya saben que la revista de Operación Triunfo o de Ana Rosa Quintana venden centenares de miles de ejemplares cada semana. Pero nuestro Qriterio, es otra cosa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Anónimo -

víctor -

Qué alegría leerte por aquí.

Pues eso dice Paco: "cuantas cosas te pasan y, además todo el rato".

Nada estoy enterrado en exámenes -cada junio me digo que es la última vez que pongo un examen.

Voy de cuando en cuando a 2canos.com, pero veo que la cosa va despacio.

Muchas gracias por la visitica.

un abrazo,
v.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

josé luis cano -

¡Qué confusión: Pero si nunca me pasa nada!

Javier -

¡Un sinvivir oiga!, ¡vaya tensión!, las presentaciones de buenos libros son como los huevos fritos, de dos en dos y con puntillas, sí, así salimos de la primera, de puntillas para no llamar mucho la atención.

Eloy me dice: "Es, cierto, un sinvivir. Pero
no hay término medio: o se va uno al campo a sentir pasar las horas y las
nubes, o esto otro."

De cualquier forma mejor así, más vale que sobre...

¡Larga vida a Qriterio aragonés!

Saludos, J. ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres