Blogia
el vuelo de la mariposa

Llueve

Llueve Llueve lluvia nueva en los mismos sitios donde llovía. Llueve gratis. Llueve mansamente sobre los recuerdos. Cuando llueve me acuerdo de ellos.

Hace más de veinte años que conozco a esta pareja. Les he visto soportar el frío y el terrible calor de esta ciudad medieval. Siempre he pensado que cuando se comparte un paraguas como ellos lo comparten, se puede compartir una vida entera. Ahí están: ilusionados, descubriéndose aún, con todo por vivir, pese a los treinta años que han pasado desde que M. López le robó al hierro estas caras sin rostro. Ahí están: jóvenes y viejos a un tiempo, con la edad incierta de los enamorados. Pendientes el uno del otro, ajenos al ruido y a miradas como la mía, ajenos a todo mientras llueve ternura sobre su paraguas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

maryflower -

Me ha encantado esta en especial, porque me ha llegado al alma, a mis recuerdos. Las palabras y la sutileza con que tratas cada tema me atrapan. Entro pocas veces en las páginas de esta magnifica persona, a la cual no he tenido el gusto de conocer pero si de escuchar,lo que uno se pierde cuando no sabe lo que hay detrás.pero aún asi mis pocas visitas al lugar son largas porque me suelen enganchar en la lectura de todas esas descripciones queme sumergen en mundos diferentes, pero que de igual forma me hacen disfrutar. muxas gracias

Carmen_Vesania -

Me encanta esa estatua, es con diferencia la más entrañable de Zaragoza.
Gracias por acercarmela, en esta mañana fría y heladora a Burgos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

mmaria -

Me ha gustado mucho,y ha traido recuerdos de juventud a mi memoria. te doy las gracias por ello .todo es como entonces.

Anton -

Vitoriño: como ahora ya no puedo escribirte, te mando desde un abrazo. Espero que estés muy bien. Preciosas fotos las de tu página. Aunque no soy envidioso -al contrario, disfruto con la habilidad y la sabiduría de los otros, incluso la de Roberto Abizanda, del cual no logró entender ninguna de sus siglas: me he vuelto anciano o prehistórico de súbito-, envidio tus maravillosas fotos. Las envidio yo, Martín Mormeneo y Patricio Julve. Y enhorabuena muy sincera por todos tus trabajos en torno a las jornadas del colegio Costa. Eres un formidable animador de proyectos y de entusiasmos. Cúidate. Antón.

Caeli rubentis -

Y nada más agradable que despertar este domingo con el Sol, que por fin ha vuelto, y con esa canción, que nunca antes había escuhado...
Gracias por estas pequeñas alegrías...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres