Blogia
el vuelo de la mariposa

El tiempo

Casi todas las tardes, me entretenía en la Moncloa, aquel mentidero que servía de reunión a los hombres en días de poca faena en el campo. Yo era el maestro de Langa del Castillo. Y me gustaba serlo. Tenía veinticuatro años, y me sorprendía que "el tiempo pasara tan suave" y que Vicente no supiera ser más preciso al poner fecha a los acontecimientos: "hace 10 años o 20...". He aprendido que algunas cosas sólo tienen sentido con el tiempo: los empeños,la amistad, los compromisos...

Ahora ya no tengo veinticuatro años, y vivo el tiempo de otra manera. El tiempo se me ha hecho largo. Me importa, sobre todo, la memoria de las cosas y sé que, como escribió Benedetti, todo es posible mientras el tiempo diga todavía.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Javier -

Es cierto, el tiempo le da sentido a muchas cosas y nos demuestra cuán importante es conocerlas.

Ya sabes... "En supiendo dónde está, todo es (más) fácil"

Cuanto me gusta escuchar a las gentes sencillas y compartir con ellas.

Gracias Víctor. J. ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres